Nuestros profesores opinan…

  Luis Castillo

 

 

 

 

 Entrevista al Dr. Luis Castillo Córdova, constitucionalista, en la que nos advierte e instruye sobre el positivismo y su repercusión en la dignidad humana. 

¿Es el positivismo jurídico un modelo ideal para el desarrollo de la dignidad del hombre en la legislación?

Hay muchos positivismos jurídicos, no hay un solo positivismo jurídico. Tomando en consideración que más o menos el punto en común de todos ellos es que el derecho lo crea el legislador en el momento que positiva, no resulta desde ese punto común a todos los positivismos lo ideal, si por ideal se entiende a un sistema que apueste por el máximo desarrollo de la persona humana. No sería el sistema ideal, porque ese punto de partida en común, que tendrían  las varias visiones positivistas, olvida que hay una exigencia jurídica previa al legislador. Es decir,  afirmar que el legislador es quien da contenido y por tanto quien da, a partir de allí,  protección a la dignidad del hombre es afirmar, en buena cuenta, que la dignidad significará lo que el legislador diga. Y no siempre lo que el legislador dice se corresponde con exigencias de justicia, ya no solo natural sino de justicia humana; por ejemplo,  en el Estado de derecho de la Alemania nazi donde el legislador disponía que los judíos y gitanos no tenían derecho a vivir, sin duda, quienes actuaron matando a esa gente, actuaron respetando la ley pero generando a la vez una afrenta muy grande al género humano y al valor de la persona humana. Por eso,  precisamente a los sobrevivientes de ese régimen se les enjuició mas allá de que la pena de muerte sobre quienes recayó,  fuese o no justificada. Con lo cual si se sustenta en la mera arbitrariedad del legislador al momento de decir lo que se ha de proteger, puede no dar una protección intensa y amplia como efectivamente lo demanda la dignidad de la persona.

¿La dignidad y sus alcances debe estar positivada para poder ser respetada, es decir para tener un valor jurídico?

Para tener un valor jurídico, a mi modo de ver no, porque volveríamos a lo anterior. Si para que tenga valor jurídico debe estar recogida en la ley, significa que cuando no lo esté no lo tendrá , y significaría entonces que el legislador es quien crea y no meramente reconoce y garantiza, que esa es la labor no solamente de un estado positivo como puede ser un parlamento,  sino también un legislador como puede ser el tribunal constitucional o los jueces. Entonces ellos no tienen poder de creación. Ellos reconocen una realidad anterior y la reconocen como valiosa y se comprometen a garantizarla. Lo que sí ocurre es que esté escrito en una ley, supone una ayuda a su reconocimiento, a saber que es lo que hay que proteger,  y cómo hay que protegerlo,  pero no se debería atribuir un papel creador sino de reconocimiento,  y será un reconocimiento justo en la medida de que esa formulación lingüística que recoge la ley se condiga con las exigencias previas por eso es que hay leyes que son injustas. Las leyes injustas no deben cumplirse, precisamente por ser tales (injustas). Puede justificar en determinadas circunstancias una rebelión, una oposición frontal a quien intente imponer una norma injusta. Lo que pasa en estas circunstancias es quien intente incumplir una ley injusta tendrá que someterse a las sanciones que haya por el incumplimiento de la ley que también serían injustas porque,  si la ley es injusta,  la sanción por su incumplimiento también será injusta. Eso que se afirma de que el derecho es sólo para valientes cobra aquí plena validez pues hay que estar dispuesto a sufrir las consecuencias de una conducta consecuente con un principio.

¿Es legítimo justificar en la ley un acto en contra de la dignidad humana?

De lo que se lleva dicho desde luego que no. Aquí el problema no es tanto ese cómo  saber cuando se está ante una ley que albergue la dignidad humana. En esto puede haber discrepancia. De hecho, ésta es una de las críticas que el positivismo hace:  “tú me hablas de esencias, pero ¿cómo las compruebo?”. “Si eso que tú dices que es la dignidad de la persona es realmente eso, y no una cosa distinta porque no hay nada que objetivamente permita comprobarlo, entonces lo que sí te da seguridad jurídica es una ley que te formula un deber de acción, pero una esencia previa,  precisamente por eso es que se critica. Sin duda a esa crítica se le puede responder de distintas maneras. En referencia estricta a la pregunta, desde luego nada justifica que una ley disponga algo que degrade a la dignidad del hombre, y de hacerlo esa ley se convierte en injusta, incluso no es derecho lo injusto, no es derecho, y por tanto no obliga. El problema está en saber cuando algo es justo o injusto, de allí que se matice la expresión de que lo manifiestamente injusto no es derecho, y por tanto no vincula pero lo manifiestamente injusto a veces no es lo único injusto, hay situaciones que sin ser manifiestamente injustas sin duda agreden las exigencias naturales, las exigencias previas, las exigencias suprapositivas de la naturaleza y la consecuente dignidad de la persona humana.

¿Cómo la tendencia positivadora se aleja del contenido esencial de los derechos humanos?

Una tendencia positivadora corre el riesgo de alejarse del contenido esencial de los derechos humanos por la razón sencilla de que niega la existencia previa de una esencia a la cual haya que sujetarse, es decir, “si niegas que haya un camino más o menos trazado, puede que te apartes del camino, si crees que el camino lo decides tú, al margen de que exista o no, más o menos trazado una dirección por la que debes ir, entonces corres el riesgo de que el camino que tú traces como creador se aleje, y lo peor ya no sólo se aleje sino que vaya en dirección contraria”. Ese riesgo es real, al punto de que hoy en día,  quienes parten de posiciones positivistas lo que pretenden finalmente lograr es definir el contenido esencial de los derechos humanos sobre la base de herramientas propias de una ciencia exacta, es decir, las fórmulas matemáticas. “Si renuncias a una existencia de exigencias previas que tienen que ver con la naturaleza del hombre, entonces lo que te queda es arbitrariedad, y para matizar esta arbitrariedad dices,  aplico una fórmula así me critican menos, así neutralizo el riesgo de arbitrariedad”. Sin embargo, aplicar una fórmula matemática a una ciencia humana ya no sólamente resulta no idóneo sino que resulta peligroso, pero ocurre esto por la razón de que has negado exigencias previas y esas exigencias previas al no existir, tú decides, tú las creas con el único parámetro que te puede dar la mayoría social o tus propias valoraciones. Tus propias valoraciones en un estado positivista son prácticamente las que define. Entonces, frente a esa situación hay el riesgo de arbitrariedad. 

Anuncios

Autor: UNA HUELLA EN EL MUNDO

Soy Rosario de la Fuente y Hontañón, profesora de Derecho romano y Derecho civil. Este Blog lo comencé en el 2010 con un grupo de universitarias de Derecho y Comunicación de la Universidad de Piura, en campus Piura, Perú: Gaby, Luz, Astrid, Fabiana, Claudia y Pierina y que en la actualidad ya son unas excelentes profesionales. Nos interesó mucho el tema del CONGRESO UNIV 2010: "¿Puede el Cristianismo informar una cultura global?", y decidimos trabajar el siguiente tema: "EL POSITIVISMO JURÍDICO COMO AMENAZA A LA DIGNIDAD HUMANA Y EL CRISTIANISMO COMO VÍA DE SOLUCIÓN". Se nos ocurrió la idea de crear este Blog, que titulamos: UNA HUELLA EN EL MUNDO, en relación a la influencia ejercida por el cristianismo desde sus inicios hasta la actualidad, en este mundo global en el que vivimos. Ahora que todas son profesionales, y con mucho éxito, continúo el Blog desde la Facultad de Derecho, en Campus Lima, colocando artículos que ayuden a pensar y actuar, que tanta falta hace para cuidar a la persona desde su concepción hasta su muerte natural.

1 comentario en “Nuestros profesores opinan…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s