“VIVO Y PATALEANDO”: El respeto a la vida humana naciente

Los científicos responden unánimemente a la pregunta del inicio de la vida humana: ésta comienza con la fecundación, cuando se unen el óvulo y el espermatozoide. No hay duda científica de que el embrión unicelular es distinto de la madre, no una parte de ella, con un programa genético propio, y como ese programa genético es específicamente humano, la nueva vida es ciertamente humana. Si el ADN diseña un ser humano, se le debe defender desde su concepción, se puede decir que estamos frente a un caso de “autogobierno biológico”. El profesor Jérôme Lejeune, en su libro “¿Qué es el embrión humano?”, hacía notar que la misma existencia del método FIVET demuestra la autonomía intrínseca del embrión -no completa autosuficiencia o autarquía, que tampoco tiene el recién nacido- para iniciar y continuar el desarrollo del proyecto inmediato contenido en el genotipo. Tal autonomía hace posible reproducir en un tubo de vidrio el proceso que naturalmente tiene lugar en un “tubo de carne”.

            Recientemente, en Italia los directivos de las clínicas de ginecología de cuatro universidades romanas, Tor Vergata, La Sapienza, Cattolica y Campus Biomédico, emitieron un informe en el que se reivindica que se legalice el derecho al auxilio médico a los fetos que emergen, supervivientes, después de un aborto, ya que “un neonato viable debe ser tratado como cualquier persona en peligro”. En el  Hospital Mayor de Bolonia, Italia, ingresó una niña que se resistió al aborto, con el diagnostico de la falta de los glóbulos oculares. Los padres decidieron el feticidio, matar el feto –éste es su nombre correcto y no el eufemístico de “interrupción del embarazo”-  pero la niña llegó al mundo con fuerza y los médicos se excedieron en protegerla y salvaguardarle la existencia, a pesar del artículo 7 de la Ley 194 y frente a la opinión del Consejo Superior de Sanidad, según el cual debía morir. Los padres rechazaron a la criatura y fue dada en adopción. Según la declaración de la  madre adoptiva, “la criatura es maravillosa, llena de vida y cambia el corazón de cualquiera que la conozca”. La niña, sobreviviente tras el aborto, que nació con un peso de 562 gramos, a los veinte meses pesaba ya ocho kilogramos. Ha sobrevivido, pero es invidente. En el Reino Unido, con más de 40 años de abortos, se ha iniciado una campaña de sensibilización humana bajo el eslogan: “Vivo y Pataleando”, donde se critica que se dejen agonizar a criaturas que han sobrevivido al aborto. Según la investigación oficial de CEMACH (Centre for Maternal and Child Enquiries) prorrumpieron al mundo con vida en Inglaterra, al menos sesentaiséis criaturas abortadas, pero se les dejó morir.

            La medicina y el derecho son preventivos. Los médicos siguen teniendo claro que trabajan para salvar vidas, no para matarlas. El derecho tiene el carácter tuitivo y protector hacia la persona y hacia la sociedad en la que vive. En el Derecho peruano un contrato de prácticas abortivas, en principio, es nulo de pleno derecho, en virtud del artículo V del Título preliminar, que establece que “es nulo el acto jurídico contrario a las leyes que interesan al orden público y a las buenas costumbres”. Un contrato de aborto –no lo olvidemos-, cuyo objeto consiste en matar a un ser humano en fase intrauterina, atenta contra las buenas costumbres, porque no hay nada más contrario a éstas que el hecho de que una mujer, con voluntad homicida, dé muerte al hijo de sus entrañas, elimine a un ser humano inocente e indefenso. 

            Las decisiones tanto personales como sociales acerca de la maternidad y paternidad dependen de valores éticos y debemos luchar por mantenernos orientados en una constante dirección de apoyo a la vida, en la defensa del carácter sagrado de la vida humana. La sociedad debe proteger a todo embrión, porque el derecho inalienable a la vida de todo individuo humano desde su concepción es un elemento constitutivo de la sociedad civil y de su legislación. El Estado debe poner toda su fuerza al servicio de los derechos de todos, y en particular de los más débiles, entre los que se encuentran los concebidos y aún no nacidos, en caso contrario quedan amenazados los fundamentos mismos de un Estado de derecho. Nos corresponde a todos reflexionar, y a todos evitar que se continúen legalizando prácticas que atentan contra la vida, y que convierten al embrión humano en el esclavo de los tiempos modernos: que deje de ser considerado un daño, un agresor y un enemigo para la madre (por Rosario de la Fuente y Hontañón. Profesora de Derecho romano y derecho civil en la Universidad de Piura. Artículo publicado en el Diario El Tiempo, Piura, el día 24 de marzo del 2011)

 

 

Anuncios

Autor: UNA HUELLA EN EL MUNDO

Soy Rosario de la Fuente y Hontañón, profesora de Derecho romano y Derecho civil. Este Blog lo comencé en el 2010 con un grupo de universitarias de Derecho y Comunicación de la Universidad de Piura, en campus Piura, Perú: Gaby, Luz, Astrid, Fabiana, Claudia y Pierina y que en la actualidad ya son unas excelentes profesionales. Nos interesó mucho el tema del CONGRESO UNIV 2010: "¿Puede el Cristianismo informar una cultura global?", y decidimos trabajar el siguiente tema: "EL POSITIVISMO JURÍDICO COMO AMENAZA A LA DIGNIDAD HUMANA Y EL CRISTIANISMO COMO VÍA DE SOLUCIÓN". Se nos ocurrió la idea de crear este Blog, que titulamos: UNA HUELLA EN EL MUNDO, en relación a la influencia ejercida por el cristianismo desde sus inicios hasta la actualidad, en este mundo global en el que vivimos. Ahora que todas son profesionales, y con mucho éxito, continúo el Blog desde la Facultad de Derecho, en Campus Lima, colocando artículos que ayuden a pensar y actuar, que tanta falta hace para cuidar a la persona desde su concepción hasta su muerte natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s