Veneficium versus Beneficium. A propósito de la píldora del día después (PDD)

 

 

 

 

 

                           VENEFICIUM  versus BENEFICIUM:

 Este artículo lo escribí en el año 2005, y me parece muy oportuno volver a reflexionar sobre lo que escribí a raíz de la píldora del día  después o siguiente. Es un medicamento abortivo, que mata al incipiente ser humano, al concebido. Y daña a la mujer, porque como dice el científico Dr. José López Guzmán, la píldora post-coital es una BOMBA HORMONAL PORQUE, “con la píldora del día siguiente la usuaria toma, en un solo día, de 6 a 30 veces la cantidad de levonorgestrel que se encuentra en la dosis diaria de un anticonceptivo hormonal oral. Además, no hay que olvidar sus efectos secundarios (nauseas, fatiga, dolor abdominal, vértigo,…). Estos han llevado a las autoridades sanitarias americanas a no autorizar su utilización sin prescripción. Por ello, la estrategia basada en la trivialización de la píldora del día siguiente es erróneas y peligrosa, ya que induce, principalmente en jóvenes, a un uso frecuente”. Y Esto no se dice ni se explica a las mujeres. Seamos responsables y cuidemos a la mujer. Por último las ganancias, el beneficium, de los laboratorios es son cuantiosas a costa de qué? Pensemos y reflexionemos qué es lo que estamos haciendo!!

La protección del niño por nacer en el Derecho Romano y unas reflexiones a propósito de la píldora del día después.   (Por Rosario de la Fuente y Hontañón)

 La noticia sobre la resolución del 29 Juzgado Civil de Lima que declara fundado el recurso de amparo presentado por la ONG Asociación  de  Lucha Anticorrupción (ALA)-Sin componenda, contra el Ministerio de Salud,  para impedir la distribución de la píldora del día siguiente (la droga Levonorgestrel 0,75 mg), y que le ha ordenado que “se abstenga de ejecutar la distribución en todo el país de esta píldora, en tanto no se garantice la implementación de una adecuada política de información dirigida a la población respecto de todos los alcances del referido fármaco”, me lleva a plantear algunas  reflexiones.

Es una tradición en nuestro Derecho occidental la protección dada al ser humano que está en el vientre materno. En efecto, desde una determinada etapa histórica, siglo II antes de Cristo, se fueron dando determinadas leyes sancionadoras de conductas de aquellos que cometían crímenes contra la incipiente vida humana concebida pero aún no nacida. Nos referimos por lo tanto a leyes dadas por Emperadores paganos, quienes velaban por la vida de los próximos a nacer, es decir los concebidos.

El aborto provocado de un feto siempre fue considerado como grave inmoralidad y se sancionaba ya en la  época de Septimio Severo, siglo II después de Cristo; y ya antes se implicó como un caso de envenenamiento (veneficium) sometido a la jurisdicción de unos Tribunales públicos permanentes. En efecto, en la época de Sila en el año 81 a.C.  una Ley Cornelia señalaba la pena de muerte para el envenenamiento con resultado mortal. Con esa misma pena era castigado todo el que, con el propósito de causar o permitir que se causara la muerte a terceras personas, daba o preparaba el veneno, lo vendía o confeccionaba. Aplicada esta Ley del envenenamiento al aborto, la pena impuesta era la de la confiscación y el destierro, salvo que hubiese originado la muerte de la mujer, pues entonces se llegaba hasta la pena capital.

El análisis de algunos textos romanos nos ayudará a comprender como era la protección civil del concebido y las sanciones penales aplicables:

  1. El magistrado dispuso de un embargo ventris nomine, a favor de la madre del que iba a nacer para asegurar las condiciones materiales para el eventual nacimiento y preservar sus expectativas hereditarias;
  2. La regla “conceptus pro iam nato habetur” (el concebido se tiene por nacido siempre que de ello se derive un provecho), que tiene su origen en el jurista Gayo, del s.II, y que ha pasado a todas las codificaciones y constituciones modernas;
  3. El jurista Marciano nos dice que en el capítulo quinto de la Ley Cornelia sobre sicarios y envenenadores se castiga al que hiciera, vendiera o retuviera una droga con el fin de matar a un hombre : 1) la pena de esta misma ley se aplica al que vendiera al público medicamentos nocivos o los retuviera con el fin de matar a un hombre; 2) el que se añada “nocivo” a la palabra “veneno” o droga muestra que hay también venenos que no son malos…más, en esta ley tan solo se reprueba  lo que se tiene para matar a un hombre;

 4. El jurista Paulo nos dice que los que procuran pócimas abortivas o amatorias, aunque no lo hagan con mala intención, sin embargo, como es un pésimo precedente, son relegados, los de clase más humilde a una mina, y los de mejor condición a una isla, previa confiscación de mitad de sus bienes; pero si a consecuencia de ello muriera una mujer o un hombre, sufren la última pena;

  5. El jurista Trifonino nos dice que Cicerón escribió que una cierta mujer de la ciudad de Mileto, estando allí en Asia, fue condenada a la pena capital por haberse procurado el aborto con algunos medicamentos tras recibir una cantidad de dinero de los herederos. También si alguna mujer se provocara el aborto después del divorcio a fin de no procrear un hijo para su marido, al que ahora odiaba, debe ser castigada con el destierro temporal;

6. El jurista Ulpiano nos transmite que la pena de muerte de la mujer embarazada se difiere hasta el parto y que no puede ser sometida a tormento mientras dure el embarazo. Tampoco puede ser enterrada sin extraerle antes el feto.

Ahora bien, ¿qué se deduce de todo esto? Algo similar a lo que hizo la ley Cornelia, sancionar al que fabrique o distribuya medicamentos creados para provocar la muerte, ha hecho el 29 Juzgado en lo Civil al prohibir la distribución en todo el país de esta píldora, por los efectos semejantes al veneno que ella produce. Es verdad que se trata de una hormona o droga y en sí misma no sería un veneno, pero la concentración de la misma y su injerencia en el momento post-coital, es lo que hace que la equiparemos a una sustancia mortal, pues el concebido al ser expulsado del único lugar donde puede vivir, la píldora le produce la muerte, y actúa como un auténtico veneno. Su mecanismo de acción es en la mayoría de los casos, antiimplantatorio, y por tanto abortivo, por lo que se termina con una vida humana cuando se termina con un embrión que ya ha iniciado su andadura vital; se está eliminando a un ser humano inocente.

El interrogante que queda por resolver es el del beneficium, el actuar de los que lucran con la vida humana, que estiman la vida del feto como de menos valor que otros “bienes”, como el bienestar físico, económico, incluso el estético de la madre, “bienes” contra los que el concebido vendría a ser un agresor que debe ser eliminado.   

(*) Dra. Rosario de la Fuente y Hontañón. Profesora de Derecho Romano en la Universidad de Piura y  Representante de la Cátedra Garrigues de Derecho Global de la Universidad de Navarra. Artículo publicado en el periódico “El Tiempo”, Piura, el día 8.IX.2005

Anuncios

Autor: UNA HUELLA EN EL MUNDO

Soy Rosario de la Fuente y Hontañón, profesora de Derecho romano y Derecho civil. Este Blog lo comencé en el 2010 con un grupo de universitarias de Derecho y Comunicación de la Universidad de Piura, en campus Piura, Perú: Gaby, Luz, Astrid, Fabiana, Claudia y Pierina y que en la actualidad ya son unas excelentes profesionales. Nos interesó mucho el tema del CONGRESO UNIV 2010: "¿Puede el Cristianismo informar una cultura global?", y decidimos trabajar el siguiente tema: "EL POSITIVISMO JURÍDICO COMO AMENAZA A LA DIGNIDAD HUMANA Y EL CRISTIANISMO COMO VÍA DE SOLUCIÓN". Se nos ocurrió la idea de crear este Blog, que titulamos: UNA HUELLA EN EL MUNDO, en relación a la influencia ejercida por el cristianismo desde sus inicios hasta la actualidad, en este mundo global en el que vivimos. Ahora que todas son profesionales, y con mucho éxito, continúo el Blog desde la Facultad de Derecho, en Campus Lima, colocando artículos que ayuden a pensar y actuar, que tanta falta hace para cuidar a la persona desde su concepción hasta su muerte natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s